Blanes is not Magreb

No me gustan las citas textuales en un titular. Acabo preguntándome si se ha sacado de contexto algún comentario que, en su justa dimensión, podría tener un cariz diferente. Desayuno con un dicen que dijo un tipo, leo cosas absurdas, y por eso me he puesto a transcribir la conversión entera de donde Alsina con Miguel Lupiáñez, alcalde de Blanes del PSC. Aquí el audio. La transcripción es larga, es necesario tener el panorama completo para poder comprender cómo perdió un alcalde los papeles.

Con estos mimbres tengo que armar una cesta que explicite por qué no es tan extraño que un alcalde socialista de pueblo que vive principalmente del turismo interno se descuelgue de este modo. Y por “este modo” me refiero a lo que Alsina explica (mis comentarios entre paréntesis):

Alsina: (…) Sabéis que la dirección del PSC ha enviado a sus alcaldes y concejales, cargos electos municipales, un argumentario, digamos, argumentos para el caso de que el gobierno independentista catalán finalmente requiera la colaboración de los ayuntamientos para la colocación de las urnas el primero de octubre. Se trata de que, como ocurrió en Lleida, que los alcaldes digan “oiga, si es un referéndum ilegal pues aquí no hay dependencias municipales que ofrecer para la organización”. Pero hay varios alcaldes de municipios, alcaldes del PSC, que no están por… que no están con la tesis de Miquel Iceta en este asunto. Por ahí va la página del diario El Mundo, y uno de esos alcaldes es Miguel Lupiáñez, que es el alcalde de Blanes, al que le quiero preguntar si la información que publica el periódico es-es correcta (al transcribir me interesa resaltar los momentos de duda o reflexión porque tan importante es lo que se quiere decir como lo que se quiere callar), es decir que si él se desmarca, como otros alcaldes del PSC, de la posición oficial de la dirección de su partido. Señor Lupiáñez, buenos días.

Desde la época de los tripartitos en el PSC no saben hacia dónde ir ni qué postura elegir. Como toda federación de provincias, abjuran del complejo de recibir órdenes de Madrid y tratan de marcar perfil propio, a costa de comprar argumentos e idearios ajenos y peligrosos. Tanto, que en las sucesivas elecciones fueron sangrando apoyos. Tanto, que pasaron de ser el principal partido de oposición a convertirse en un partido casi residual. Tanto, que constantemente se ven amenazados por escisiones y bajas masivas que se van a otros partidos que sean más nacionalistas. Algunos se quedan, quizá porque fuera hace mucho frío, quizá porque alguien les dijo que el partido seguía acogiendo estas ideas. Ideas que Lupiáñez sacó de su chistera de lunes por la mañana como si no tuviera quién le escuchara. 

Lupiáñez: Muy buenos días. Matizo el desmarque, matizo el desmarque. Es decir. Como alcalde, la actitud es de… un referéndum… que no… es legal (la actitud es de un referéndum que no es legal a su pesar) y por lo tanto la actuación debe ser contundente contra cualquier ilegalidad. Pero (pero) matizo que esta contundencia de ilegalidad… (contundencia de ilegalidad) no estamos hablando de un delito sino de una falta administrativa (el alcalde metido a juez que decide que un delito de desobediencia es una falta administrativa, o en jerga local, querer colarle goles al Estado). Y por lo tanto sí que, en dependencias municipales, por orden de mi secretario, no podrá hacerse ninguna actividad relativa al referéndum. (Pero) Otra cosa es a qué velocidad se pueda mandar a la Policía porque tiene que haber informe y contrainformes para este acto… este acto administrativo, eh… que no se permite hacer. (Que no se permite hacer pero permitiremos hacer con filibusterismo burocrático de informes y contrainformes que llevará días o meses, que eso sí que no es ilegal, y Lupiáñez ya está pensando cómo celebrar el gol) Esto en cuanto a alcalde, en cuanto a partido has hablado de que si nosotros, los dirigentes socialistas hemos recibido unos mandatos, unas consignas en relación a este referéndum, que hemos dado un paso para [alante] y uno para atrás (un, dos tres), eh… a veces… en el tiempo… (Lupiáñez podría dar buena cuenta de qué le parece ir hacia delante y qué hacia atrás, pero es un jaleo del que no toca hablar) pero que hay un tema que prevalece (prevalece) sobre todo lo demás en relación con el punto anterior: dejar que la gente se manifieste democráticamente (manifestarse democráticamente) y participe en un evento (participe en un evento) no tiene por qué ser un hándicap… (un referéndum unilateral de secesión sin contar con la oposición es un evento cuya participación no tiene por qué ser un hándicap) estamos hablando del 155, (mutatis mutandis pasamos al ataque con un grandioso hombre de paja) se ha hablado anteriormente del 155, (el último en hacerlo un ex vicepresidente socialista) em… ¡ponderación! ¡Mesura! (Ponderación. Mesura.) Porque… de ahí lo que hacemos es crear más tensiones de las que hay (una secesión unilateral no crea tensiones de ningún tipo, Lupiáñez elevado a místico). Por lo tanto, ponderación y mesura en aplicar las leyes… eh… al extremo… (ponderación y mesura en aplicar las leyes al extremo porque hay leyes que se aplican un poco y otras que se aplican sólo la puntita) porque también se pueden interpretar para una mejor convivencia y un mejor… entendimiento de los problemas (porque las leyes se pueden interpretar pero sólo algunas leyes, sólo algunas sentencias, sólo las que a Lupiáñez le gusten o le interesen).

Alsina: pero usted, ¿está a favor o en contra del referéndum de autodeterminación?

Lupiáñez: Yo, como… eh… a nivel personal te diré que estoy a favor de cualquier acto democrático (acto democrático, manifestación democrática) en el cual la ciudadanía se pueda manifestar (manifestación democráctica) y que mi voto, como fue el 9N -porque también voté en el 9N- será rotundamente en contra (palabra de Lupiáñez). No me permiten hacer campaña (no le permiten hacer campaña pero hace campaña, otra cosa es que sea la misma que la que querría hacer su partido), pero mi campaña personal será para votar en contra.

Alsina: Entonces, usted está a favor de que se celebre un referéndum de autodeterminación.

Lupiáñez: Sí… (Cómo no).

Alsina: Y en contra, por tanto, de la posición de su partido.

Lupiáñez: Eh… sí. (Un pasito p’alante, María)

Alsina: ¿Y eso no le ocasiona ninguna… incoherencia, eh… política?

Lupiáñez: Cuando… cuando… eh (cuando no lo tiene apuntado), como alcalde cuando te impiden hacer un acto electoral (cuando le impiden hacer un acto electoral) como partido… em… lo condiciona a que sea legal y acordado (una condición que no casa con la manifestación democrática ni los eventos democráticos ni los actos democráticos porque la ley y el acuerdo no son democracia) vas a la razón democrática (razón democrática) del ser humano (el ser humano es democrático y Lupiáñez estalla de gozo) y dices ¿qué-daño-se-hace en depositar una bota… un voto en una urna? (No nos dejan poner botas en urnas ni votar) Ninguno. (Qué daño hace votar por las penas de muerte. Qué daño hace votar por la expulsión de inmigrantes. Qué daño hace votar la imposición de un idioma. Qué daño hace. Ninguno). Simplemente es un hecho participativo (el proceso participativo y festivo hecho). Y eso [pecha] sobre las demás cosas anteriores: (el hecho participativo está por encima de, por ejemplo, la ley) pertenecer a un partido (el hecho participativo está por encima de mi cargo en el partido que me ha colocado de alcalde, la fe por encima de la creencia), que ya te he dicho que ha dado pasos para [alante] y pasos para atrás (pero no los que yo Lupiáñez he dado), y como alcalde obviamente sí que tengo que cumplir con la legalidad porque la institución está por encima de todo (la institución está por encima de todo, pero más mi sillón y mi sueldo aunque no el mi partido que me puso aquí).

Alsina: ¿Y cómo se puede defender una ilegalidad y decir al mismo tiempo que es un acto participativo que no hace daño a nadie?

Lupiáñez: Pues como decía la canción, puedes querer a dos personas a la vez y no estar [locu] (defiendo una ilegalidad basándome en como dice una canción). En este caso son a tres personas a la vez y no estar loco (no estar locu ni loco, pero quiere a tres personas a la vez y, aparentemente, no hay ningún problema). Sí, se puede hacer (no, no se puede hacer: la poligamia no está permitida a menos que seas de una secta muy amable anclada en el siglo XIX).

Alsina: Se puede hacer (Alsina se está recuperando de la impresión). Es decir, ¿se puede defender a la vez que hay que realizar un acto ilegal como es un referéndum de autodeterminación, y que eso no ocasiona daño a nadie?

Lupiáñez: Eh… poner las urnas, poner las urnas (poner las urnas, nos castigan por poner urnas, nos juzgan por poner urnas, nos odian por querer poner urnas y la urna se hizo verbo y habitó entre ellos) para… ah… atender la voluntad del… del ciudadano (“la voluntat de un poble”), no es… no… como he dicho, como hemos hablado antes es un acto administrativo que puede ser ilegal (un acto administrativo que puede ser ilegal pero ponderación, mesura) pero la ilegalidad es… (la ilegalidad es lo que yo Lupiáñez diga que es) pues aplicar en desmesura un artículo 155 (la ilegalidad es cómo se aplica en desmesura un artículo constitucional que, más que artículo, sigue siendo un hombre de paja. Ponderación.) o… um… [pruhibir] que la gente pueda expresarse (que la gente pueda expresarse a través de yo Lupiáñez porque, de otro modo, no puede expresarse nunca). Yo entiendo que es, que llevamos relativamente, [sicir], yo tengo 55 años, llevamos [cuarentaylargos] en democracia, y los referéndums que se hacían antes, y mi padre y mis tíos participaban, no tiene nada que ver con lo que se está planteando ahora (no tiene nada que ver con lo que se está planteando ahora porque lo dice yo Lupiáñez). Es… es un… es una toma de contacto, un… saber qué opina la gente (no como los referéndums que se hacían antes y en los que participaron el padre y los tíos de Lupiáñez, que ni eran toma de contacto ni querían saber qué opina la gente). Y posiblemente, posiblemente, saldrá… o deseamos que salga un… un estar dentro de la [comunidad económico-europea] (un) o de estar dentro de Europa (dos)… y dentro de España (y un pasito p’atrás), y-y… o vayamos a solucionar los problemas que tienen los catalanes, que son muchísimos (el primero, la sintaxis y la verborrea de Lupiáñez). No solamente es este, el identitario (el identitario), sino… hay motivos de crisis económica, motivos de reindustrialización, hay temas sociales, hay temas de inmigración (temas que sólo afectan a yo Lupiáñez y no ocurren igual ni peor en ningún otro lugar del mundo)… que esos son los temas que yo como servidor público (pero aquí estás, hablando de todo menos de esos temas), como socialista (como socialista que se sale de la estrategia del partido socialista), quiero dar a mi ciudadanía (énfasis en el quiero, no en su ciudadanía). El tema identitario (el monotema identitario), como han hecho en [otros] partes del mundo (donde no se han hecho las cosas que se pretenden hacer aquí de la forma que quieren hacerlo aquí, pero como han hecho en otras partes), hay que… eh… [enfrontar] afrontarlo (hay que afrontarlo) y, eh… y después de eso, a otra cosa (a otra cosa que ya veremos qué es, pasito p’alante o p’atrás pero yo Lupiáñez sigo donde estaba). Porque seguramente iremos a otra cosa, no saldrá, sí, yo creo que no saldría.

Alsina: Ya, ¿y si sale? Es decir, usted está a favor de que se celebre el referéndum de autodeterminación, y si sale sí a la independencia, imagino que estará usted a favor de que Cataluña se separe de España.

Lupiáñez: Eh… eso no lo veo (no lo veo, caminemos, y yo Lupiáñez el primero, por la senda anticonstitucional y provoquemos un golpe de Estado, pero no lo veo)… eh… a ver… eh… democráticamente el pueblo ha hablado (el pueblo ha hablado) y lo tendré que acatar (tendrá que acatar lo que les salgan a las gigantescas gónadas de Lupiáñez, ponderación, mesura). Porque es una posibilidad de las que hay (es una posibilidad de las que hay, de entre las otras posibilidades que hay). ¿Y se acata cómo? Pues con negociación (se acata con negociación. Un referéndum unilateral de independencia se acata con negociación). ¿Y en qué sentido? Pues [intitar]… eh… intentar minimizar el impacto… personal y social… lo más… lo máximo más posible (el impacto personal y social de yo Lupiáñez votando “no”), y luego, pues dentro de una… de una Europa de-de-de-de-de naciones (una Europa de naciones. Dentro.), eh… convivir (convivir) y… y condicionar las relaciones (condicionar las relaciones justo después de haber mencionado “convivir” porque Lupiáñez no sabe lo que significa una de las dos). Que es factible, ¿eh? (Pero es factible convivir y condicionar las relaciones: se llama catalanismo y lleva 40 años, cuarentaylargos, haciéndolo) Somos seres inteligentes, nos pondríamos de acuerdo (nos pondríamos de acuerdo porque somos seres inteligentes).

Alsina: Ya, ya. ¿Y al resto de la sociedad española, que se le ha privado de su derecho a… a decidir sobre la integridad territorial de España, usted qué… qué le dice?

Lupiáñez: Perdone, pero yo de nacimiento soy alpujarreño… o de Granada… entonces eh…

Alsina: Pues estupendo. (Pues estupendo)

Lupiáñez: Yo tam… me considero… no catalán de raíz, no de apellidos sino de-de… yo me considero ciudadano del mundo, español… hum… como queráis (como queráis, total, ser ciudadano del mundo o español representan lo mismo a yo Lupiáñez). Pero ese hecho también lo comparto, es decir, el… lo-lo que nuestro ex-presidente decía… [Ma]Montilla de desafección (desafección) que existe de-de-de España hacia Cataluña (de España hacia Cataluña) yo la percibo como andaluz. Y catalán (el énfasis en “y catalán” es tan intenso que borra todo lo demás, menos la desafección).

Alsina: ¿Y en qué la percibe?

Lupiáñez: En que somos dif… es decir (un lapsus)… somos lo (dos lapsus)… aquí trab (tres lapsus, pasito p’alante)… eh-eh… aquí las prioridades son otras (aquí las prioridades son otras), la-la sociedad se mueve más por espíritus de-de-de construcción, de avanzar… de… esfuerzo, responsabilidad, compromiso (se mueve más por espíritus, todo es con finalidad de bien). No es que en [la resta] del mundo no exista (no es que no exista es como decir no es que seas feo). Pero aquí… los parámetros son… básicamente eso (básicamente Lupiáñez acaba de soltar un trozo de mierda supremacista). [Responsabilidadcompromiso]… em… avanzar… eh… no sé, el esfuerzo, premiar el esfuerzo (la desafección la percibe en premiar el esfuerzo porque en otras partes ya tal).

Alsina: En el resto de España usted cree que no.

Lupiáñez: Nooo… eso, ¿ves? Ahí estoy diciendo todo lo contrario (está diciendo todo lo contrario). Es… es que se vive de otra manera (se vive de otra manera pero está diciendo todo lo contrario). Es un impulso (es un impulso cuya mano que impulsa no se ve ni se siente porque es un proceso dabaixadalt y es espontáneo). Es una manera (es una manera), es un sentimiento (es un sentimiento que es una manera que es un impulso que es todo lo contrario), esos valores se miden… se miden (esos valores se miden y quién los mide y cómo se mide y qué pasa cuando se miden) y se viven de otras maneras (se vive de otras maneras). Y ya le digo, a los ocho… a los ocho años mis padres me trajeron aquí (a vivir de otra manera y sentir, medir valores y vivir de otra manera impulsado) porque [onde] vivían no podían vivir, no podían alimentarme (no podían alimentarle porque entonces eran andaluces de la Alpujarra, no como luego que se hicieron catalanes porque se vive de otra manera y es un sentimiento que da de comer, como el maná. El catalanismo es maná).

Alsina: Entonces usted está por la labor de que el… la sociedad catalana tenga derecho a decidir hasta dónde llega España y el resto de la sociedad española pues tendrá que admitirlo porque, en su opinión, es lo democrático.

Lupiáñez: El derecho, el derecho de hablar (el derecho de hablar), el derecho de poner las urnas (el derecho de poner las urnas), el derecho de manifestarse (el derecho de manifestarse), el derecho de opinión (el derecho de opinión)… yo tengo… yo creo que hay que llevarlo al límite (yo Lupiáñez cree que hay que llevar derechos y leyes al límite pero ponderación y mesura). De que sea así (de que sea por sus enormes, ebúrneos huevos catalano-alpujarreños). A llevarlo al límite (al límite de la ponderación y la mesura y la manera de vivir y el sentimiento democrático) para que eh… los políticos o las políticas que se hagan (los políticos o las políticas que se hagan, ciudadanos y ciudadanas) sea en función de-de servir a la gente que es la cual (servir a la gente que vote lo que yo les diga que vote y se quieran jugar el puesto que yo Lupiáñez no pienso jugarme), por la que muchos nos hemos acercado a la política (acercarse a la política, no acercar la política). Eso es así (el derecho de hablar, el derecho de poner las urnas, el derecho de manifestarse y el derecho de opinión hay que llevarlos al límite, sin ponderación ni mesura, ni consecuencias ni contrapartidas, para que yo Lupiáñez pueda servirse de ello y seguir acercado a la política). Eso es así (eso es así). Y después, en cuanto a que… y tenemos el favor (tenemos el favor de los que tienen el dinero y la influencia, ¿sabéis quiénes van a veranear a Blanes por casualidad?)… es decir, yo también como-como-como persona (el yo íntimo de Lupiáñez) tengo enfrentamientos con amigos, con familia (la intimidad enfrentada de Lupiáñez), en relación a por qué el resto de España no puede opinar sobre el tema (el derecho de hablar, el derecho de poner urnas, el derecho de manifestarse, el derecho de opinión llevados al límite pero el resto de España no puede opinar sobre el tema). Es que yo entiendo que el resto de España no debe opinar sobre el tema por una razón, porque afecta eh… básicamente, al sentir (el derecho de hablar, el derecho de poner urnas, el derecho de manifestarse, el derecho de opinión llevados al límite pero el resto de España no debe opinar porque el resto de España no siente)… a esta desafección (el resto de España se desafecta con los desafectos por la desafección y los desafectados), a esta… querer administrarse de otra manera (a este “querer” sentío) que tienen los catalanes (que tienen los catalanes), o que tenemos los catalanes (que tienen los catalanes y el yo íntimo de Lupiáñez que vive de otra manera y lleva los derechos al límite, sin mesura ni ponderación, desde los ocho años). Y por lo tanto (y como la desafección es una cosa muy seria), como ha pasado en otros países… del mundo (en otros todos), yo la opción, las desgracias, las personas afectadas directamente, no el conjunto, como ha pasado en Canadá o como ha pasado en el Reino Unido (de la intimidad de Lupiáñez nos desplazamos a las desgracias y las personas afectadas por este sentir, este desafectar, esta manera de vivir tan impulsiva y de valores medidos de forma directa, porque eso pasa en Canadá o el Reino Unido).

Rubén Amón: Una pregunta, es que usted titubea cuando dice que son diferentes. No sé si ha titubeado porque le parece una palabra demasiado… expresiva o porque realmente la ha rectificado (Rubén Amón también lo ha visto).

Lupiáñez: Diferentes en relación a qué, ¿al…?

Amón: Al momento de su explicación de cómo son los catalanes.

Lupiáñez: Sí, es que, eh… me preocupa muchísimo que se caiga en la demagogia en relación a que los catalanes son diferentes (le preocupa muchísimo que se caiga en la demagogia en relación a que los catalanes son diferentes). Aquí se vive de otra manera, es decir… y no… no es ni mejor ni peor (se vive de otra manera impulsiva y medida sin ponderación ni mesura que no es mejor ni peor pero es mejor y, sobre todo, diferente). Eh… muchas veces, cuando hablamos de que eh-eh… nosotros aquí tenemos nivel de vida (la diferencia ya no es por manera de vivir, ni por el sentir ni por querer llevar derechos al límite y restringir al máximo la aplicación de leyes, ahora la diferencia es el nivel de vida). Sí, eh… Cataluña… y posiblemente Rioja, y posiblemente Madrid, y posiblemente en el País Vasco tengan nivel de vida (posiblemente, pero no como ellos, no como el pueblo elegido). Pero hay otras zonas (hay otras zonas) donde la calidad de la vida es extraordinaria (no quería decir “calidad” exactamente) y yo envidio esa calidad de vida que (esa calidad de vida que consiste en vivir del cuento a fuer de Lupiáñez, pero que se tuvo que ir con ocho años para poder comer), aquí en Cataluña, posiblemente… em… por esa responsabilidad, por ese compromiso, por ese querer avanzar, por ese luchar pues… eh… se vive de otra manera (tenemos un nivel de vida de la hostia pero tenemos que luchar, avanzar y comprometernos responsablemente para tener la calidad de vida que tienen “otras zonas” de las que mi familia se tuvo que ir). Pero igual ocurre en Dinamarca con respecto, yo qué sé, al Magreb (igual con Dinamarca respecto a, qué sabrá Lupiáñez, el Magreb). Hum… es decir son gen (son gente, son genes, son generalidades)… son actitudes en fro… delante de la vida… diferentes (Cataluña es como Dinamarca y “otras zonas” son como el Magreb por nivel de vida, por actitudes e impulsos y valores y son diferentes, pero a Lupiáñez le preocupa muchísimo que se caiga en la demagogia en relación a que los catalanes son diferentes).

Alsina: No sé si está usted, eh… perdóneme, alcalde, diciendo que Cataluña es a Dinamarca lo que España es al Magreb.

Lupiáñez: ¡Nooo! (sí, lo ha dicho) ¡Nooo! (sí, lo ha dicho) Ustedes… lo [está] diciendo ustedes, ¿eh? Lo están diciendo ustedes porque es… es la… la nota que quieren comunicar (la nota que “quieren” comunicar, ellos, los otros, los que no son catalanes, no es lo que Lupiáñez ha dicho acerca de cómo son los catalanes de diferentes, tanto como un danés de un magrebí, pero lo han dicho los otros, los vosotros que no son nosotros, sino otros). No, es que… 

Alsina: Le estoy preguntando.

Lupiáñez: No, no, pero exactam (no, pero exactamente)… no quiero decir que Dinamarca-Magreb (no quiere decir Dinamarca-Magreb pero lo ha vuelto a decir), que no… que empiezan a… (que empiezan a decir que yo he dicho lo que he dicho) esta comparación yo no [lo] quiero hacer (no quiere hacer comparaciones que ha hecho, Lupiáñez). Es normalmente en todas… en todas las partes [enconflicto] (en todas las partes conflictivas es normal hacer comparaciones de este calibre), del Ecuador para arriba (del Ecuador para arriba están Dinamarca y todo el Magreb), em… lo hemos visto muchas veces (hemos visto muchas veces esta clase de comparaciones, üntermenschen), es decir, la zona de… de Francia es mucho más desarrollada (la zona de Francia es mucho más desarrollada que el Magreb) a nivel de-de… no sé cómo decirte… a nivel de… bueno lo que hemos hablado un poco antes de la calidad de vida y el nivel de vida (la calidad de vida y el nivel de vida, la “calidad” de vida de un biarrota o un perpiñaciense y el nivel de vida de un parisino). La calidad de vida en el Norte… es-es-es la que es, en cambio el nivel de vida… cómo se desenvuelve la gente socialmente (el nivel de vida determinado por cómo se desenvuelve la gente socialmente), la… la luz (el nivel de vida determinado por la luz, la luz del Norte), la cali… la calidad de vida (el nivel de vida determinado por la calidad de vida, que es distinto en Dinamarca que en Magreb como lo es en Cataluña respecto a “otras zonas”), las relaciones humanas entre vecinos (el nivel de vida determinado por las relaciones humanas entre vecinos que no se retiran el saludo por no ser catalanistas), es mucho más… más… dinámica o más… afectuosa o más… próxima, quizá en un Sur que en un Norte (se pasan más tiempo de fiesta que trabajando y por eso mis padres me tuvieron que sacar con ocho años para alimentarme, son cosas de Sur que nosotros los del Norte no conocemos ni entendemos porque somos diferentes, más impulsivos, más emocionales y de sentir, pero no con ese dinamismo y esos afectos más de un Sur, sino con otros afectos que generan desafección), es… eso siempre ha pasado (eso siempre ha pasado). De eso estoy hablando, no estoy hablando de… de que aquí trabajamos más (no estoy hablando de que aquí trabajamos más pero lo he dicho), de que aquí… no roban, no (no estoy diciendo que aquí no roban pero lo digo aunque sea una broma de mal gusto)… [de] esto no lo estoy diciendo (la boca de Lupiáñez no representa el sentir del yo íntimo de Lupiáñez). [Ni] de ninguna de las maneras, porque tampoco lo considero justo (tampoco lo considera justo aunque lo piense y lo crea, como también cree en querer a tres al mismo tiempo y no estar loco o en llevar derechos al límite de la ilegalidad o que esos mismos derechos no pueden aplicarse al resto o exigir mesura y ponderación en la aplicación de las leyes). Estoy diciendo la manera de vivir (la manera de vivir), la manera de afrontar la vida (la manera de afrontar la vida), la filosofía (la filosofía. La filosofía)… hum… la… las-las relaciones humanas (las relaciones humanas que no son como esas relaciones humanas sino que son otras relaciones humanas)… ese contexto… de filosófico (el contexto filosófico de creer que los catalanes son humanamente diferentes, más parecidos a los del Norte; mientras que el Sur es más como gentes del desierto, pero un desierto filosófico), de relaciones (un desierto filosófico de relaciones), que… hum… mejoran… hum… en algunos puntos (que en algunas cosas serían salvables, ¿véis como Lupiáñez no es supremacista? ¡Si tiene amigos andaluces!)… con respecto a otros (en algunos puntos con respecto a otros en los que no mejoran, sino que como no mejoran empeoran). Y… lo percibo así (y lo percibe así, sin ponderación ni mesura). Como… [y] andaluz que soy (como andaluz…), ¿eh? 

Alsina: Bueno…

Lupiáñez: De nacimiento (…andaluz de nacimiento, que era el matiz definitivo para que se cayeran todas las caretas y empezaran las risas).

Alsina: Bueno, bueno. ¡Menudo lío!

Lupiáñez: Es un lío, es un lío (es un lío en el que Lupiáñez se ahoga y se atabala, se atasca y se zambulle en decir lo que piensa en lugar de pensar lo que quiere decir).

Amón: No, no. Yo estaba diciendo al respecto a Arcadi… con todo respeto…

Lupiáñez: Es un lío pero con este lío hay que convivir (con este lío hay que convivir, con este supremacismo hay que convivir, dice el mismo Lupiáñez al que no le caben los huevos por la puerta). Y entonces al final tiras a los valores (y entonces al final tiras lo etéreo y vago, que es donde el Lupiáñez niño quiere estar para decir todo lo que no le dejan decir los mayores).

Javier Caraballo: Alcalde, yo sí soy andaluz, y me llama mucho la atención el concepto que tienen de… de Andalucía y de Cataluña y cómo caen ustedes en-en-en todos los… tópicos de-de-de la forma más insultante (Caraballo se ofende por naderías), porque claro, ustedes son andaluces (ustedes son lo que Caraballo diga que son, o quizá Lupiáñez sea andaluz porque no tiene el impulso ni los valores medidos ni la ponderación y mesura necesarias para ser catalán), dice usted que no lo quiere decir pero es lo que refleja (dice que no lo quiere decir pero lo dice), usted lo que… lo que ha dicho hoy lo dijo además cuando estaba reseñando que su origen es andaluz, que en Cataluña se vive de otra forma y lo que viene a decir es que en Cataluña se trabaja y por eso Cataluña es diferente y en otras regiones, como Andalucía, no se trabaja (eso ha dicho Lupiáñez y lo ha reafirmado con varios “esto es así” y “pero todo es un lío y hay que convivir”). Eso es lo que se desprende de sus palabras y es lo que yo lamento que usted, al mismo tiempo, se reivindique como andaluz y denigre a Andalucía de esa forma cayendo en los tópicos más elementales (¡ponderación! ¡Mesura!) y más falsos que hay sobre la relación de Cataluña con el resto de-de España (con el resto de España por si lo confundimos con el resto de Francia o el resto de Italia o el resto de alguna parte en la que los catalanes también tengan relaciones). Si hay una industria en Cataluña es en gran medida porque desde el siglo XVIII y XIX se han ido desmantelando en otras zonas, como por ejemplo en Andalucía que es donde están las riberas, las industrias siderúrgicas de España, y se ha protegido mucho la industria catalana. Y todo eso es historia, yo no tengo nada que ver con eso ni-ni-ni pienso plantearlo en términos de agravio (no piensa hacerlo pero lo ha hecho igual que lo hizo el otro, que tampoco tiene culpa de todo eso), pero que sí a usted, usted como andaluz (apela al yo Lupiáñez andaluz que no existe), eh… defendiendo esos tópicos que tanto daño hacen a la convivencia, es lo que me parece lamentable.

Lupiáñez: Pues… ah, eh, con toda la humildad del mundo (con toda la humildad del mundo), no ha habido intención (no ha habido intención de decir lo que he dicho y de la manera que lo he dicho), no ha habido intención (no ha habido intención)… de llegar a este extremo (de llegar al extremo de recriminarme) que tú estás verbalizando (esa cosa de la que usted me habla, con toda la humildad del mundo). Es la manera de vivir (no hay intención pero vuelvo a insistir en que la manera de vivir es diferente), la-la-la responsabilidad con la que se asumen las cosas (también es diferente la responsabilidad con la que se asumen las cosas, bueno, ciertas cosas, bueno, algunas cosas, bueno), la… em… pues no sé, si quieres el ahorro (si quieres un tópico por todos los demás tópicos), no sé, es totalmente diferente (es totalmente diferente, con toda la humildad del mundo y sin intención). Yo (volvemos al yo íntimo de Lupiáñez). Tengo familia en los dos… viajo muchísimo a Andalucía (tengo amigos gays) y [me] quiero muchísimo a la familia… a mi… familia… y [me] quiero muchísimo a mi tierra (yo mí me conmigo en el pequeño mundo Lupiáñez). Pero (pero) también estoy viviendo aquí y-y convivo aquí (estoy viviendo aquí y convivo aquí con toda esta gente diferente), y convivo aquí con la desafección que se tiene (convivo aquí con la desafección que se tiene, no como la que yo Lupiáñez reparto, que son besos y amores sólo que no comprendemos el amor infinito de Lupiáñez en sus topicazos porque las relaciones humanas del Norte son diferentes). ¿Por qué? (por qué, por qué, por qué) Porque, hum… yo te podría, tú [te] podrías hablar (a Lupiáñez no se le ocurre nada para avanzar tras ese porqué tan sentío sobre la desafección tan imposible de convivir y tan diferente a todo, incluso a Francia), has hablado de la industria del siglo XVIII y es correcto, es correcto (es correcto porque tú me dices que es correcto pero no me creo que eso sea correcto y me lo repito a mí mismo para convencerme por ahora), pues posiblemente porque estuviéramos… en ese momento, en el País Vasco también y-y Navarra también (el País Vasco y Navarra también porque son compañeros), ¿por qué? Porque estaban más-más cerca de-de… digamos… de-de la Europa que (Aragón, que está tan cerca de la Europa como el resto de fronterizas, no sale porque no es compañero), en su momento, alguien nos quiso aislar (alguien nos quiso aislar y tú y yo sabemos quién fue y no me hagas decir su nombre) y-y… se floreció más la industria (la desafección viene porque se floreció más la industria porque estábamos aislados de Europa pero estábamos más cerca de Europa, menos Aragón que no está cerca de Europa aunque esté tan cerca de Europa como Navarra que está cerca de Europa), pero… eh… la-la yo qué sé, pues el sector comercial de Málaga (el sector comercial de Málaga) o-o comercial o el sector en Cádiz (el sector en Cádiz, todo él) que, históricamente, han sido el primer puerto de [la Mediterránia] (históricamente hace 3.000 años y además del Atlántico pero históricamente) pues… hum… en su momento pues era eso (era eso), el primer puerto de [la Mediterránia] (el primer puerto de “la Mediterránia” o “la manera de vivir”, desafección por haber sido un puerto importante en tiempos remotos). Eh, son comparaciones que no, no tienen que-que (son comparaciones que no)… ¿ves?, es ese sentimiento de-de mesura (sentimiento de mesura, ponderación, sentir, impulso, ¿no véis, descreídos, cuán diferentes somos?), no sé, no sé, de sentimiento de [proporcional] que hemos hablado antes (el sentimiento de proporción que es comparar Dinamarca con Magreb o llenarse la boca con 155 y ponderación y mesura y luego soltar todas estas perlas, los micrófonos), es lo que está llevando a… lo está llevando al… extremo (lo que está llevando al extremo a todos los que no son el yo infinito de Lupiáñez y su séquito de huevaje), tú, em… en-en-en… malo (¿es que es malo compararnos con Dinamarca y compararos con el Magreb?), en defectuoso (¿es que es defectuoso recalcar que nuestro nivel de vida es inigualable mientras que vosotros tenéis… “relaciones humanas” que mejoran en algunos puntos?), en-en-en dividir (¿es que es división separar?), en-en provocar la división (¿es que es provocar la división culpándoos de desafección mientras desafecto?). Entonces, de alguna manera, la… hum… la mesura y la [proporcional] ex-existen (la mesura y el renglón de texto que tenía delante que ponía “proporcional” existen) en el momento de que existe [respecto] y existe la confianza (como no tengo mesura ni “proporcional”, estoy dejando claro que ni os respeto ni confío en vosotros). Yo respeto, muchísimo (pero muchísimo, como acabo de demostrar). Confianza, también (confianza a dolor). Pero (pero, como en yo no soy racista pero) tiene que ir a los valores (tiene que ir a los valores, a la diferencia, la diferencia que nos hace tan diferentes). Y lo último, lo último es un acto democrático (lo último es un acto democrático de los valores, y la mesura y la proporción y somos Dinamarca y vosotros gentes de lejanos desiertos, y por eso la desafección).

Alsina: Bueno, alcalde, la verdad es que yo no he (no ha entendido nada, como no lo habrá entendido ni Lupiáñez mismo, en su infinitez)… se me ha entendido esta mañana. Me queda claro que si finalmente hubiera urnas el primero de octubre usted acudiría a votar a ese referéndum.

Lupiáñez: A nivel personal, sí. [Y] iré a votar que no (porque les sigo el juego a los catalanistas pero no les sigo el juego. No lo comprenderían, porque no tienen nuestros valores ni nuestros sentimientos, sucios desafectos).

Alsina: A nivel personal y a nivel… o sea, usted no deja de ser alcalde el día que va a la urna.

Lupiáñez: En algún momento determinado dejas de ser alcalde (otros, quizá). Y entonces, a nivel personal…

Alsina: Como no dimita…

Lupiáñez: … y entonces, a nivel personal (a nivel personal de alcalde, porque algún momento determinado no es éste), o a nivel de partido. A nivel de partido… hum… dicen (dicen, dicen) que… no se puede votar, ya voté el 9N (dicen que no se puede votar y yo ya lo hice y aquí sigo, ¿no os dais cuenta de lo diferentes que somos, nosotros y vosotros?), y votaré el uno de octubre y votaré que no (por si no me habíais creído las dos veces anteriores).

Alsina: Alcalde, gracias por haberme atendido.

Lupiáñez: Muy bien, hasta luego.

Farewell, Maghrib.

Anuncios

Un comentario en “Blanes is not Magreb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s