Las de cal y las de Arenys

Una de las cosas que más me llama la atención cuando veo, leo o escucho a esos de la casta política es el modo tan surrealista de morder sin que la sonrisita de foto se descuelgue de la cara. Le echábamos en cara al Ganso su insufrible soberbia pero hay que reconocer que al menos no fingía.

A esos que los fachas llaman gauche divine -y no sin razón- les encanta lucir palmito codo con codo con los verdaderos parias de la tierra y levantar el puño como si realmente se sintieran una parte de la famélica legión. Eso sí, con trapitos a la última y sin perdonar un euro del sueldo del carguete, que serán socialistas pero no gilipollas. Nunca me interesó lo bastante la moda, pero juraría que las gafas que lleva la Pajín en el escote no son de mercadillo. Pero eh, fuera complejos, que todo el mundo sabe que la ideología se lleva dentro y no tiene por qué ser coherente con lo que se viste por fuera. Aunque eso sí, no me la imagino al lado de la plana mayor del PCUS. Todo sea por la foto.
Dice el tipo que finge ser la oposición algo así como “levantar el puño es como hacer el saludo fascista” y no me extraña que haya perdido dos elecciones. Si eso es todo lo que se te ha ocurrido comentar, apaga y vámonos.
Pero no es el único que dispersa cal en el ambiente. A estas horas del día me da que todo el mundo sabe ya que se lió muy parda noches atrás en Pozuelo. ¿Cómo? ¿Que la única forma que tienes de enterarte de lo que pasa es leyéndome a mí y sólo a mí? Iluso/a…
La cosa, según narran las crónicas, es algo parecido a ésto: noche de fiestas en Pozuelo -antesala de las de Macarrahonda– que se desmadra a cuenta de “esa última copa que no debiste beberte” y de repente a alguien le da por empezar una pelea que, por algún factor llamado X, termina centrándose en los cuatro maderos que había por la zona. Botellas, palos y piedras. Un coche patrulla calcinado y algún que otro contenedor derretido. ¿El motivo? Adivinadlo.
_Seguro que los represores estaban haciendo de las suyas.
Y es que aquello no parecía Pozuelo sino Hernani en los ochenta. Pero no, en realidad la causa es mucho más mundana y alejada de los típicos ideales revolucionarios y proterroristas tan del puño en alto pajinero.
_Juer, qué retorcido… ¿cómo mezclas a Pajín con Batasuna sólo porque ambos alzan el puño izquierdo?
Vale, admito iPhone como el hueso 207 del cuerpo humano. El caso es que a los críos y no tan críos que les dio por liarla parda tan así simplemente se les ocurrió que era la mejor manera de darle a la fiesta el puntito que le faltaba. Así de simple y bruto.
¿Pijos? ¿No pijos? Y qué coño importa. Un gilipollas es un gilipollas, tenga dinero o telarañas. Pero llama la atención que gente que no suele tener excesivos problemas y, por tanto, no sufren ningún tipo de exclusión social, profesional o de lo que sea tengan tanta mala folla.
_Mira, todo el mundo sabe que éstas cosas las empieza siempre el idiota de turno que se cree el Che Guevara, el auténtico perroflauta de Armani iluminado que cree que por odiar la fortuna de sus viejos está legitimado para ser un punkarra pata negra. El resto sólo son borregos que siguen la corriente porque es “divertido” o “diferente”. Cosas de gente que no tiene nada mejor que hacer.
Muy cierto, seas quien seas, casi que te dejo a ti acabar el ladrillazo de hoy. Y es que es así, amigos: no hay más que ver a quienes desfilaron por el juzgado al día siguiente. Muy perfil bajo no tenían, no.
Pero entonces el alcalde de la ciudad continental con la renta per cápita más alta se nos achanta y, al más puro estilo Esquerra, intenta echarle la culpa a los “de fuera“. Sólo que en este caso, Madrid está mucho más cerca y a mano. Dónde va a parar.

Y, precisamente, de los nacionalistas catalanes nos viene la paletada -oh, y nunca mejor dicho con mi sonrisa más sardónica y cruel- de arena del momento. ¡Más madera, es la guerra!
Como no andaba el avispero lo bastante agitado, nos hacía falta un zurriagazo más para darle vidilla al síndrome post-vacacional y, ¿qué mejor manera de hacerlo que dando donde más duele? Nada más y nada menos que un Plan Ibarretxe estilo local. A lo Eibar declarando la II República porque-yo-lo-valgo, que aquí nos las gastamos así.
_Perdoni, pero no tiene nada que ver. La nostra es una consulta popular no vinculante.
Ah, pues si no es algo que vaya a influir en el futuro de ninguna manera, ¿para qué hacerla?
_Pues para hacer constar el sentir del pueblo en cuanto a la posibilidad de sondear las posibilidades de la creación de un nuevo Estat Catalá de un modo democrático…
Vamos, que les apetece tocar un poco las pelotas.
_Básicamente es eso, sí. Pero ya ve, en cuanto hemos asomado la pata ya se nos ha advertido que no podemos hacerla… ¡en este Estado Español hay miedo a que hable el pueblo!
A mí me da, más bien, que lo que hay en este país es otra cosa: aburrimiento. En serio.
Resulta que lo estamos pasando putas, no sólo por los problemas de pasta -y cómo nos soliviantamos cuando nos tocan el bolsillo- pero para el alcalde de Arenys no hay nada más importante que tocarnos los cojones a todos, a los fachas a los que les cabrea la mera mención de estas cosas y a los maulets de turno que se verán con un palmo de narices por no poder salirse con la suya.
El argumento ese del “miedo a que hable el pueblo” está más sobado que el entreteto de Paris Hilton, sobre todo cuando son los cuatro gatos los que mencionan ese miedo. Arenys me pilla muy lejos como para andar preocupándome de si son más o menos independentistas. No me preocupa su “consulta”. Me preocupa que Arenys de Mar, el pueblo de al lado, también quiera “dejar hablar al pueblo” y diga en una “consulta” si echan a los inmigrantes del pueblo a patás. Y que luego Collsacreu, el otro pueblo de al lado, celebre su “consulta” para saber si a los vecinos les gustaría formar milicias urbanas como en Italia y formar su propio somatén. ¿O qué se creen algunos, que las “consultas” sólo funcionan para secesiones? ¿Y si en Ardales (Málaga) sus concejales falangistas celebraran una “consulta no vincultante” para suprimir las Autonomías?
A lo mejor a los de Pedralbes les da por organizar una “consulta” para saber si a sus vecinos les gustaría formar su propia ciudad y dejar de sostener a los de Horta-Guinardó, que a su vez no están por la labor de pagarles las copas a los de Sant Andreu. Es que estas cosas pasan cuando se concede barra libre a las “consultas”, que puede resultar que no gustan. De hecho, los de La Moraleja están deseando que les consulten si quieren abandonar Alcobendas y montarse su propio chiringuito. También se “consultó” en Guadalajara capital si cuatro calles seguían siendo rémoras franquistas o si las cambiaban, y ganó el “no se cambia” por goleada.
_¡Pues debería ser posible, a mí nadie me quita la ilusión!
Pues ya sabes: afíliate a unos de los dos partidos que pueden llegar a gobernar, pelotea y trepa hasta llegar a mandamás. Luego, preséntate a las generales diciendo en tu programa electoral que quieres cambiar la Constitución para permitir “consultas”. Consigue que te voten a ti más que a nadie y procura que vuelvan a hacerlo cuando ya hayas cambiado la Consti (porque si no, no habrá valido de nada)… y entonces sí que podrás hacer alegres consultas.
_¿Todo eso hay que hacer? Qué pereza. Prefiero seguir insultando a Madrit, me es más práctico.
Ya decía yo.

Anuncios

Un comentario en “Las de cal y las de Arenys

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s