Reacciones a lo del Rey

El mundo me lo ha puesto en bandeja y no hay forma humana de evitarlo. Después de ver ganar con mucha épica al Madrid (4-3 al mismo Mallorca que el año pasado jugaba con 3 millones de jugadores más) no me queda otra que soltar la charla política del día (y del mes, si nos ponemos). Cómo, ¿que no os habéis enterado? Debéis ser los únicos, porque -según he oído- “no se habla de otra cosa“.

Este blog tan dicharachero no podía ser menos y mete baza para, a modo de facilitar un poco más todo este asunto, resumir en una entrada las grandes reacciones que se han sucedido a raíz de este curioso asunto.

Antecedentes
Chávez (no hombre, el andaluz no, éste) estaba en plan farruco desde que llegó a Chile. Como está acostumbrado a hablar durante horas y horas sin que nadie le chiste comentando todo aquello que se le ocurre (como, por ejemplo, llamar a Aznar “fascista” unas cuantas veces), no se debió de tomar muy bien eso de que existan turnos para hablar.
Así, cuando ZP estaba en plan chusco replicándole que todo el mundo se merece respeto (sí, sí, hasta alguien como Aznar) y como quiera que el otro no estaba por la labor de dejar terminar al pobre José Luis (este sí, se llama así) entró el Rey en escena para dejar bien claro quién es el Rey de la Selva: “¿por qué no te callas?“.

Posteriormente, a la embestida del sandinista Ortega (cuyo “discurso” vacilante e inseguro no tiene desperdicio, ¡con lo que les costó a los yankies echarles!) a cuento de un supuesto apoyo español al boicot al Movimiento Sandinista (junto a unas acusaciones muy feas a Unión Penosa), el Primero de los Españoles cogió y se fue con la música a otra parte.

Bueno, una vez puestos en situación, estas son las conclusiones a las que han llegado los distintos protagonistas:

Los tirios
Hinchados como lo están después de tan ardorosa defensa de un adversario y como locos por representar fielmente el “fair play” cuando no se está en casa, sólo pueden repartir parabienes: “Cuando alguien insulta aun compatriota, le defiendes“, asegura sin duda alguna su líder. Otra cosa sería definir exactamente a qué se refiere él con ese término, pero esa es otra historia.
Por otro lado, se dice que la marcha del Rey fue consensuada con Moratinos, aunque la cara de éste en el momento en que el Jefe de Estado se levanta no es precisamente de “consenso“…

Los troyanos
Esperaba más de ellos en una ocasión perfecta como esta para estrechar lazos y hacer frente común. No fue así. El aludido no perdió ocasión para agradecer las palabras de apoyo de su némesis y aplaudir la regia reacción, pero los que aún son alguien de la facción creyeron que se puede hacer oposición hasta en un momento como este. Gran error estratégico acusar al líder tirio de “estar a partir un piñón con el jefe Gorila, que les hemos visto”. Bastaba con un “gracias” y esperar al menos un par de días para lanzar la andanada, pero se ve que les han podido las prisas. Se chinchen.

El Gorila
Al Gran Jefe Agorilado le da todo igual. No se precia por ser alguien respetuoso (salvo si se trata de su Gran Gran Jefe Cohiba o su escudero Adano el Jerseyano) ni tiene la suficiente humildad como para reconocer cuándo ha cometido un error (esto me suena de algo…).
Todos tenemos una opinión de Aznar. Muchos mala, otros buena, algunos indiferente. Sin embargo, ninguno -repito, ninguno– piensa realmente que se trate de un fascista. Puede ser un lameculos, un engreído, un político y, para algunos descerebrados, un asesino. Pero… nada de todo eso le convierte a él en un fascista ni los 11 millones de españolitos que le votaron por última vez lo son a su vez ni, engañados, no supieron ver su verdadera cara (que, curiosamente, sí pudo adivinar el Gorila) que no es otra que la de un nazi.
No os extrañe, pues, si en lugar de replegar velas ataca a su vez con amplísimas dosis demagogas y populistas. Sin duda, vencerá en su país, pero no convencerá.
Por ese motivo, puesto que él se arroga el derecho de llamar a todo el que no piense como él de un modo infame, yo me permito a su vez llamarle Gorila. Por no hacer como todo el mundo y llamarle proto-dictador, más que nada.

La opinión de la gente de Vicente I, los pro-tirios y más allá
Todos ponen a caer de un burro al “ciudadano Borbón” por aquello de que quién es él para mandar callar a alguien que, cuanto menos, es mejor que Aznar [n. del T: juro que esta opinión la he leído con estos ojitos!]
Al mismo tiempo, se quejan de la poca capacidad de los políticos españoles de ponerse en la piel de la explotación indígena que sufre Latinoamérica (deben ser los únicos que todavía usan ese nombre) y la revolución intelectual que supone la aparición de un verdadero estadista de la talla de Chávez que, no lo olvidemos, ha conseguido alfabetizar a 1 millón de venezolanos (a base de hacerles ver su programa, todo sea dicho) y posicionarse como adalid del “Nuevo Socialismo” que todos esperan supere la utopía del XX y, ya de paso, que no sea tan terrible.
(Espacio para los nacionalistas de todo cuño del margen izquierdo, inusitada y extrañamente mudos sobre este asunto)

La opinión de la gente de Vicente II, los atroyanados y Borbonadictos
Litros y litros de babas inundan calles y callejas de todos aquellos que observaron ojopláticos como nuestro Rey supo tenérselas tiesas al Satán del Mundo (muerto Saddam, y Kim-Jong-Il en plan suave, alguien tenía que ser) y, atónitos, escucharon a zETAp defender a su gurú.
Inmediatamente después cargaron contra el viejo Eje Castro-Chávez-Evo (no, no lo olvidemos, esos fueron los primeros “amiguitos” del Presidente después de la catástrofe de Schröder y Chirac, y bien que se arrepiente ahora) y se preguntan si hará lo mismo con Mohamed la próxima vez que se ponga de morros respecto a la españolidad de Ceuta y Melilla (“ah, por cierto“, añaden, “¡Gibraltar español!”). [Otra n. del T.: no, no tienen nada que ver Gibraltar con Ceuta y Melilla, pero muchos suelen relacionarlos y así pasa lo que pasa]
Aseguran que no es posible admitir a este personaje (Chávez, claro, no Mohamed, que sobre ese ni se plantea) como “demócrata” después de saber que está reformando la constitución para poder eternizarse en el poder y llevar a cabo así su bolivariana-pinche-revolución (que, para los no iniciados, se trata de un comunismo de nuevo cuño, en el que todo es como en la época soviética pero disfrazada de otro modo más a lo caribeño y, por tanto, más bonito y vistoso).
(Espacio para los nacionalistas de este lado del río que, curiosamente, se han quedado calladitos esta vez… ¡qué raro!)

Mi opinión (qué, qué pasa, que yo también me mojo)
Por una vez y sin que sirva de precendentes, aplaudo la reacción de ZP. Me ha parecido la mejor y la más cabal de todas las reacciones que se podía tener. Me inclino ante su respuesta y no puedo evitar verle con otros ojos (aunque no durará mucho, me temo).
El Rey tiene sangre en las venas. ¡Milagro, milagro!

Ah, impagable e imprescindible esto.

P.D.: Hoy no pongo los vídeos porque me están dando problemas de maquetación. Se siente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s